¿Estás emprendiendo o tienes una buena idea? El sector de la moda es un mercado con gran potencial, aunque también es especialmente competitivo y dinámico, por lo que antes de lanzarte es recomendable tener en cuenta una serie de claves legales. ¿Conoces los mecanismos que necesitas para proteger tu idea y las obligaciones que debes cumplir? ¿Y los trámites imprescindibles para la viabilidad de tu proyecto?

Descubre qué pasos legales debes seguir a la hora de fundar tu propia startup.

StartItUp de Contiac  desvela 10 tips legales que debes tener en cuenta para iniciar tu startup en el sector de la moda:

  1. PACTO DE SOCIOS: EL ACUERDO BASE

Es el documento legal que sienta las bases de las relaciones entre los socios y establece las obligaciones y derechos de las personas que se comprometen a poner en marcha el mismo. Es fundamental para prever y cubrir eventuales desacuerdos que puedan obstaculizar el crecimiento, o incluso el lanzamiento de tu startup.

  1. REGISTRA TU MARCA Y NOMBRE DE DOMINIO

Para poder distinguirse en el mercado es necesario que tu startup se desarrolle alrededor de una marca. Para poder proteger y consolidar la imagen de tu negocio y publicitar el producto o servicio dentro de un ámbito territorial elegido es prioritario proteger tu marca a través de su registro.

Además, siendo imprescindible la presencia en las redes, es recomendable registrar el nombre de dominio desde el que se quiera operar, y así evitar su uso por competidores.

  1. PROTEGE TU PROPUESTA DE VALOR

Aparte de la marca, es vital blindar la propuesta de valor por la que apuesta tu startup, de lo contrario, es posible que otra persona se apropie de la misma y la explote sin posibilidad de reclamación. Dentro de este ámbito, se podrá proteger una variedad de creaciones distintivas, como los diseños de los productos, software y programas informáticos, obras artísticas, o invenciones industriales, entre otros, según el activo principal de tu startup.

  1. CONSTITUYE UNA SOCIEDAD ADECUADA A TUS NECESIDADES

Para comenzar a operar es recomendable, y en la mayoría de los casos necesario, constituir una sociedad. En primer lugar, es conveniente estudiar qué estructura societaria se adapta mejor al proyecto, definir unos estatutos sociales, y se requiere realizar una serie de trámites como presentar la escritura pública de constitución, la inscripción en el Registro Mercantil y solicitar el CIF de la empresa.

  1. CONFIGURA TU E-COMMERCE CONFORME A LA LEY

Es posible que quieras habilitar la venta online en tu sitio web, no obstante, un e-commerce precisa del cumplimiento de ciertos requerimientos para proteger al consumidor. Por ejemplo: información suficiente sobre los productos, la elección de una pasarela de pago que garantice cierto nivel de seguridad, unas condiciones de contratación que nos protejan de cualquier eventualidad y regulen conforme a la ley todo lo referido al proceso de compra y las devoluciones.

  1. LOS CONTRATOS SIEMPRE POR ESCRITO

Asegúrate de mantener y conservar los contratos que se firman por escrito, tanto con proveedores, como clientes, empleados, inversores o colaboradores, y de que comprendes qué suponen para tu startup. Así podrás evitar problemas que puedan surgir en el futuro, sin ellos las posibilidades de éxito disminuyen considerablemente.

  1. ESCOGE BIEN LA INFORMACIÓN QUE DEBES DAR

La información que debes proporcionar no es la misma si tus servicios o productos van dirigidos a empresas o a consumidores, por lo tanto, debes tener claro el público al que te diriges y qué requisitos se establecen en cada caso, como en la normativa de protección al consumidor. El incumplimiento de estas previsiones puede dar lugar a importantes sanciones en diferentes ámbitos.

  1. VALORA LA CONFIDENCIALIDAD

Esto es fundamental en el inicio del proyecto, desde el momento que tienes la idea debes tener en cuenta que hay que protegerla. Para evitar fugas de información no deseadas y la puesta en peligro del valor del proyecto se deberá cerrar acuerdos de confidencialidad con los colaboradores, proveedores y el resto de agentes que interactúen con la sociedad.

Si no se cuenta con esta protección, el negocio puede encontrarse en riesgo, ya que peligra la fuga de los secretos industriales que hacen que la startup posea ventaja competitiva sobre otras del mismo sector.

  1. PROTEGE LOS DATOS PERSONALES

La reciente normativa de protección de datos personales impone una serie de obligaciones cuyo incumplimiento puede suponer cuantiosas multas y pérdida de reputación en el sector. Entre ellas, es necesario que el tratamiento se fundamente en una base legitimadora correcta (por ejemplo: el consentimiento, la ejecución del contrato, etc.), pero también garantizar el ejercicio de derechos de los interesados. Además, a nivel interno, habrá que establecer medidas de seguridad apropiadas y documentar todos los procesos que hagamos en relación con el tratamiento de datos, entre otros requisitos.

  1. ATIENDE TUS OBLIGACIONES FISCALES Y LABORALES

Las empresas están obligadas a cumplir determinadas obligaciones fiscales y de Seguridad Social, y para ello hay que realizar diferentes trámites y procesos con la administración. Dependiendo de la estructura del negocio, habrá que cumplir con unas obligaciones u otras, como el impuesto de sociedades, cuotas de autónomo, presentación de cuentas anuales, creación de facturas electrónicas, etc.

Contiac Abogados participa como counselor en esta nueva edición de Atelier by ISEM, encargándose de mentorizar a las startups participantes en temas legales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies