Artículo publicado en Expansión por Clarisa Sekulits en el que habla del auge de las aceleradoras verticales poniendo de ejemplo Atelier by ISEM.

Elevator pitch Atelier by ISEM

Las aceleradoras sectoriales no sólo prestan servicios de asesoramiento especializado. También ponen en contacto a las  startups con las grandes compañías, lo que les permite probar sus productos e incluso ficharlas como clientes.

Naiz Fit es una app gratuita para el móvil con la que el usuario puede conocer su talla exacta. Los creadores de esta aplicación sabían que la tecnología que habían desarrollado ofrecía un amplio abanico de posibilidades en el mundo de la moda. Pero para poder demostrar su valía, necesitaban que los gigantes del sector les dieran una oportunidad. Y ahí es donde entra en juego Atelier by ISEM, la primera aceleradora enfocada en las fashtech (empresas ligadas al mundo de la innovación en la moda). Esta aceleradora introduce, además de un programa de asesoramiento empresarial, la posibilidad de testar el producto de la start up con las grandes firmas del sector.

 

Aliarse con los grandes 

 

Atelier by ISEM es una de las últimas aceleradoras verticales (también llamadas aceleradoras de nicho o sectoriales) que han visto la luz en España. Se trata de un modelo de aceleración que se encuentra en pleno auge en nuestro país.

Su principal ventaja es que permiten que los emprendedores testen sus productos con las grandes compañías del sector. “Los emprendedores tienen buenas ideas a las que habitualmente les falta una validación del mercado o un ajuste a las necesidades reales de los clientes. Los clientes no quieren comprar nada que no esté probado y la financiación no llega si el producto no está validado”, explican desde Atelier by ISEM.

 

Una oportunidad que encaja como anillo al dedo 

 

La idea de montar Naiz Fit surgió cuando uno de los socios quiso regalarle un anillo a su mujer y se dio cuenta de que no conocía la talla. “La talla es uno de los grandes muros para las ventas en el mundo de la moda. Vimos que había un nicho de mercado y nos pusimos a explorar qué posibilidades tecnológicas había”, explica Borja Cembrero, cofundador de la empresa junto a Sara López y el fondo de capital riesgo White Hole.

Naiz Fit tiene una aplicación gratuita para el móvil y también desarrolla soluciones tecnológicas para empresas de distribución de moda y grandes marcas. El reto era convencer a alguna de ellas para que comprobaran todo el potencial que podía ofrecerles. “Empezamos a probar nuestra tecnología con marcas pequeñas, pero sabíamos que podíamos aportar mucho más valor. Y esto sólo se podía hacer con las grandes marcas”, comenta Cembrero.

De este modo, decidieron participar en Atelier by ISEM, la primera aceleradora de fashtech en España, organizada por ISEM Fashion School. “Atelier nos permite la posibilidad de testar nuestro producto con alguna (o varias) de las empresas patrono, que son grandes firmas del sector”, comenta. En su caso, testarán su tecnología con El Corte Inglés y El Ganso, que en un futuro podrían convertirse en clientes. “La pelota ahora está en nuestro tejado”.

Reportaje completo en expansion.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies