Las empresas de moda española están en búsqueda de startups con las que trabajar juntos para poder ser mejores, más eficientes.. Y el camino tiene una dirección: la digitalización y la tecnología. Hemos preguntado a las empresas advocates del programa Atelier by ISEM y estas son algunas de las áreas que nos han sugerido, en las que encontrar soluciones adecuadas para acudir a  un mercado que está en un momento clave de transformación.

Customer centric y personalización

Los consumidores han descubierto nuevas oportunidades en el mercado. Su comportamiento en la compra ya no es el habitual, buscan experiencias diferentes entre marcas que atraigan su atención. Las empresas de moda escuchan lo que el público susurra o incluso grita, centrando sus estrategias en el consumidor, personalizando sus productos y servicios: algunos ejemplos los encontramos en la medición online de tallas que realiza Naiz.Fit; el asesoramiento y estilismo que proporciona Dressipi, Vudoir -una startup de la primera edición de Atelier by ISEM- facilita una opinión de estilistas y la comunidad sobre qué outfit utilizar; el shop the look de Wide Eyes Technologies; e incluso un chatbox para resolver dudas de Helloumi. Y es que las startups que sepan reducir la fricción en el proceso de compra y faciliten una relación más amena entre los grandes del sector y el público objetivo son los que triunfan en esta nueva etapa de la digitalización.

Experiencia de compra y fashion retail

Sin embargo, en esta era de innovación, algunas costumbres arraigadas en nuestra cultura, social y donde las relaciones son importantes, se resisten  a desaparecer. A los consumidores les sigue gustando pasear por las tiendas y probar los productos para vivir una experiencia total. Las empresas de moda están en proceso de unir el mundo digital con el tradicional haciendo del punto de venta un lugar óptimo para completar el embudo de conversión: facilitar que sus consumidores encuentren productos que vieron online, agilizar las líneas de los probadores, compras guiadas, etc. Un buen ejemplo es Mercaux, que propone una experiencia de compra del consumidor incorporando los beneficios del mundo digital en la tienda física.

Generar conocimiento con la montaña de datos

Para llegar a las conclusiones mencionadas, es necesario analizar y conocer, a través del Big Data, todo lo que conlleva una empresa de moda. Los datos obtenidos ayudan a optimizar procesos de compra, aumentar las ventas, fidelizar clientes, crear estrategias, conocer el usuario, entre muchas otras. Pero es esencial saber procesar toda la información para sacar los mejores resultados en un mundo tan cambiante. Acertar con los KPI’s es de vital importancia para extraer conclusiones del comportamiento online de los usuarios. Empresas como Analyticalways, Nextail y Trendba Business Analytics, startups de la primera edición de Atelier by ISEM, acertaron entrando en el mundo de los datos con una propuesta de valor eficaz para las empresas de moda.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies