La empresa RobinBrick, con sede en Barcelona, crece en capacidad de análisis y brinda soluciones para el retail en tiendas físicas

Esta es la historia de la ‘startup’, participante de la II edición de Atelier by ISEM, que sigue identificando las herramientas más eficaces en el punto de venta.

Su fundador y CEO, Hernán Camps, dirige actualmente esta plataforma de inteligencia artificial para el sector del retail. Su servicio consiste proporcionar las mismas estrategias y tácticas de análisis y testeo a las tiendas físicas de las que goza el ecommerce.

Camps proviene de una familia retailers, conoce el mundo de las ventas, dirigió una empresa de interiorismo en Berlín y Munich, tras iniciar su carrera como consultor. Pero fue en 2014 cuando comenzó a notar las consecuencias de la transformación digital en la industria textil. Consciente de que empezaba a costar competir y atraer tráfico al punto de venta si no se contaba con una buena implementación digital, decidió estudiar un máster de Marketing Digital. En este contexto nace RobinBrick, con la idea de poner valor al personal de la tienda, ya que según su fundador, estos establecimientos cuentan con un capital humano importante que se debe explotar para optimizar las estrategias y, por ende, las ventas.

“Si los vendedores tienen contacto directo con el mercado, no puede ser que decenas, cientos y hasta miles de empleados de una tienda, que acumulan miles de interacciones diarias con los clientes potenciales no sean adecuadamente escuchados y tengan su información en sus cabezas de modo individual en forma de silos…”

A sabiendas de que en el mundo digital es mucho más sencilla la tarea de análisis, recogida e interpretación de este tipo de datos que en un espacio físico, su reto se encaminó a solucionar este problema. El objetivo estaba en dotar  a las tiendas de analítica, opciones, agilidad y capacidad de experimentación. Para ello, se propuso captar el conocimiento de los empleados como fuente de datos, apoyarse en ellos y realizar predicciones sobre el producto, cantidad y estado de stock por punto de venta y temporada. Más adelante, le añadieron a la plataforma otras fuentes de datos como movilidad, E-commerce, Marketing Digital, IoT (contadores, reconocimiento facial, así como la identificación por radiofrecuencia). Esto les permitió obtener una gran cantidad de indicadores y, por tanto, generar un sistema de alertas a las personas adecuadas en la organización, basándose en el coste de oportunidad de cada alerta. Por último, como su ambición era crear una tienda inteligente, generaron una segunda disrupción en la que, además de inteligencia artificial, añadieron experimentación en el punto de venta y machine learning que analiza los resultados de cada de test en tienda, implementan nuevas herramientas algorítmicas con el objetivo de convertir la tienda física en algo fácil, rápido, automatizado y escalable.

Atelier by ISEM, una oportunidad

 

RobinBrick, startup participante de la II edición de Atelier by ISEM

En 2018, cuando Atelier by ISEM celebró su segunda edición, RobinBrick tuvo la suerte de ser elegida por Mayoral, una de las advocates que forman parte de la aceleradora. Ahora agradecen que, gracias a Atelier by ISEM, iniciaron un programa piloto con la tienda de ropa infantil, estableciendo una gran relación tanto con Mayoral, como con los contactos de otros retailers. La empresa nació en 2018 y -a pesar de advertir que se encontraban-,en una fase de desarrollo temprana y no pudieran aprovechar todo el potencial para entrar en el mercado por cuenta propia para testar su servicio-, Atelier by ISEM supuso una gran oportunidad y un avance en cuanto a generar el mejor producto del mercado en advanced analytics, afectando a todas las fases del embudo de venta.

“El retail es como tocar la guitarra, no basta con afinar una sola cuerda, hay que afinarlas todas”

Desde esta perspectiva, la plataforma orquesta una gran diversidad de áreas en su conjunto con el objetivo de alcanzar la excelencia: desde la ubicación o el marketing que genera más tráfico, hasta el mero propósito de la empresa proporcionando a su audiencia fidelización y recomendación.

Sin embargo y como es de esperar, la pandemia también les azotó con fuerza. Durante las dos primeras semanas redujeron la plantilla y para el fundador, uno de los momentos más duros que le ha tocado vivir desde que se creó la plantilla fue tener que prescindir de grandes profesionales y de un equipo, que a su juicio, gozaba de gran sintonía y que había evolucionado con la empresa. Se congelaron todas las negociaciones que tenían en mente con Mayoral. Teniendo en cuenta que la herramienta de RobinBrick se centra en captar conocimiento en el punto de venta, optimizar procesos para incrementar las ventas, tiene sentido con las tiendas frecuentadas, pero que carece, por contra, cuando todo está cerrado. Entre esa combustión de incertidumbre, inseguridad y muchos riesgos, el equipo de RobibBrick se involucró y de forma altruista comenzó a reflexionar sobre cómo podían ayudar a los retailers ante esta situación. Además, Accenture Innovación, con el soporte de Elvira del Castillo, de Client Group Retail, asesoró a RobinBrick durante unos tres meses con sesiones de coaching, usabilidad y look and feel para la implementación de su modelo de negocio y llegar a su cliente final, en ese caso Mayoral.

Nuevos retos

Está claro que la caída de la economía se convirtió en uno de los principales problemas  y su reactivación será uno de los mayores desafíos, desde hace décadas, a los que la sociedad se deberá enfrentar. El escenario que le espera al sector del retail no es nada esperanzador. El exceso de stock, la falta de liquidez y la pérdida de poder adquisitivo por parte de los consumidores entre otros retos, son con los que tendrá que cargar la industria para salir a flote.

Lo que RobinBrick incluye en su abanico de servicios es una plataforma dirigida a las tiendas de gestión de reservas y cita previa que permite dar un trato personalizado e incrementar las ventas. Y ¿cómo funciona? las tiendas tendrían que dar de alta sus datos, recibirán su código QR que podrán insertar en su web, redes sociales, así como en cualquiera de sus puntos de contacto con sus clientes. A partir de ahí, las tiendas estarían listas para aceptar sus primeras citas y recibir a sus clientes conociendo su nombre, gustos y necesidades.

La ambición tuvo su resultado, ya que a la semana de haber sacado el producto al mercado, ya lo habían comprado Dockers y dentro de poco implementarán el servicio en Levi’s.

Presentación de la nueva herramienta de cita previa de RobinBrick

“La herramienta de la cita previa permite conectar digitalmente con el cliente de un modo mucho más enriquecedor y humano que un e-commerce con ratios de conversión cercanos al 100%”

Pretenden que la herramienta sea extremadamente sencilla a pesar de la gran complejidad sobre la que trabaja al recoger este tipo de datos. Es decir, Robinbrick se encarga de analizar todas las métricas y los parámetros para que las tiendas se dediquen a lo que realmente importa. Ahora, tienen un nuevo frente abierto: lanzar su servicio al exterior e implantarlo en grandes retailers a nivel mundial. Se consideran una startup ambiciosa y que siempre están pensando en cómo pueden hacer las cosas de forma diferente.

Atelier by ISEM ya tiene abierto el plazo para presentar los nuevos proyectos para esta IV edición. Si crees que tienes una idea innovadora, disruptiva y que puede  revolucionar el mundo de la moda, no dudes en inscribir tu idea en la página web en el apartado ‘Inscribe tu proyecto’.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies